30
mar 15

ALGUNAS IDEAS PARA ENTRETENER A TUS HIJOS EN SEMANA SANTA

Aunque estas vacaciones que ya llegan son cortitas...sólo una semana y media, es importante planificar algunas actividades para que los pequeños no se aburran y aprovechen la llegada del buen tiempo.

971360_564780846907761_1849099110_n

- Ir de excursión a algún merendero, a la montaña o a algún parque dónde los niños puedan ver animales y respirar el aire puro.

-Hacer un taller de cocina o cocinar algún plato en casa.

- Ir a visitar algún pueblo que no conozca y hacer un recorrido sorpresa siguiendo el camino marcado en un mapa, para trabajar la interpretación de planos, la orientación espacial y la lateralidad.

- Visitar algún museo de arte o de ciencia.

- Ir a ver las estrellas al planetarium.

- Ir a la feria con los amigos.

- Camina por la orilla del mar y acabar haciendo un castillo gigante de arena y jugando a voley en familia.

- Pintar con pintura, con pinceles ...y crear una obra de arte para decorar la pared de su cuarto.

- Coger cajas de cartón grandes y montar un castillo, una nave espacial o una casa... no os olvideis de decorarla !!!

- Pasar tiempo con los abuelitos...que tanto los quieren y pedirles que nos cuenten a qué jugaban  cuando eran pequeños y que nos enseñen a jugar.

- Comparar nuestras fotos de pequeños con ellos...en qué se parecen a nosotros y en qué no.

- Ir de pícnic con algunos amigos.

 

Y sobre todo...disfrutar de nuestros hijos!!!!

 

 

16
jun 14

101 razones para ser buen estudiante

img_estudiantesSacadas de una tormenta de ideas entre buenos y malos estudiantes, expertos, padres de familia, libros... ¡Gracias a todos!

  1. Demostrarle a mi chica que aparte de gracioso y guapo soy más listo de lo que parezco.
  2. Callar a mi padre y dejar contenta a mi madre.
  3. Ganaré más pasta cuando sea mayor (dicen).
  4. Podré elegir en la universidad (cinco años estudiando) los estudios que más me gustan y no los que menos le gustan a los demás.
  5. Obtener una beca y otras ayudas para poder pagarme mis estudios por mi mismo.
  6. Dejar en evidencia a los profesores que no confiaron en mi (y agradecérselo a los que si lo hicieron).
  7. No tener que repetir curso. Es un mal rollo. Dejar a tus amigos, tu clase...
  8. Tener más tiempo libre durante los veranos (diversión, aprender inglés, hacer deporte...).
  9. Trabajar en el futuro en los puestos más interesantes. Conocer a gente interesante cuando sea mayor. Generalmente la gente más interesante está bien formada y en puestos muy cualificados.
  10. No estar preocupado por los suspensos.
  11. Ir más tranquilo a los exámenes.
  12. Mejorar mis relaciones con mis profesores en general, mi tutor /tutora, etc.
  13. Tener más tiempo para mi hobby favorito (PSP, Play Station, juegos de ordenador, iPop, salir con mis amigos, escuchar música, etc.).
  14. Hacer feliz a mi abuela y ahorrarle su sermón semanal.
  15. Conseguir que mi padre se vuelva loco de alegría y me compre una moto.
  16. Saber más.
  17. Triunfar en la vida. El que estudia y saca buenas notas tiene más oportunidades de todo tipo (sueldos, puestos de trabajo interesantes, viajes, buenos hoteles...). El que sabe más tiene más recursos de hacer frente a situaciones difíciles, superarlas y triunfar.
  18. Que mis enemigos/enemigas se mueran de envidia.
  19. Cuando sea mayor poder comprarme un deportivo, una mansión y una moto de alta cilindrada.
  20. Conseguir que las clases no sean un martirio y un rollo; empezar a ver las clases más divertidas y con otra mentalidad.
  21. Seguir los pasos de gente interesante e importante que han sabido superar sus problemas y adversidades y no se han rendido, han luchado hasta lograr objetivos y metas muy ambiciosos.
  22. Mejorar y potenciar mi inteligencia. Estudiar es como un entrenamiento para el cerebro.
  23. Poder ayudar a los demás, especialmente a Laura, a la que no le entran las matemáticas.
  24. Poder ayudar a los demás ejerciendo una profesión (médico, enfermero, ingeniero, arquitecto, etc.).
  25. Ayudar a solucionar grandes problemas de la humanidad: el hambre, la pobreza, el cambio climático.
  26. Ser una persona importante en la vida.
  27. Impresionar a mi vecina, por más que le digo tonterías no me hace caso. Esta forrada y dice que le gustan los tios inteligentes.
  28. Poder irme de vacaciones a sitios de ensueño y sin tener que estudiar, relajada y a divertirme a tope.
  29. Divertirme mejor incluso en casa. Si he sacado buenas notas me divierto mejor, incluso cuando simplemente veo la TV, sin problemas de conciencia, sin malas caras, etc...
  30. Ser de mayor como el médico de House.
  31. Que mi padre me compre un capricho que no nos podemos permitir o de los que se suele negar en redondo (un perro, un caballo, una mascota).
  32. No tener que quedarme en el paro o con problemas económicos cuando sea mayor.
  33. Que mis padres tengan confianza en mi.
  34. Que me dejen salir por las noches hasta la hora que yo quiera.
  35. Que me incrementen la paga mensual para poder hacer cosas interesantes con mis amigos.
  36. Que mis amigos confien en mi para cosas importantes de verdad.
  37. Ser más feliz, disfrutar mejor de cada momento. Aprobar es liberarte para poder hacer otras cosas mucho más tranquilo.
  38. No parecer tonto a los ojos de los demás.
  39. Ganarme el respeto de mis profesores y del Director de mi Colegio o Instituto.
  40. Que me dejen ir un año a los Estados Unidos o a Canadá.
  41. Poder tener conversaciones inteligentes con mis amigos, mis padres, mis hermanos, con nuevos conocidos que me puedan enseñar cosas nuevas y realmente interesantes.
  42. Sacarme el carnet de conducir y que mi padre me compre el coche al llegar a los 18 años.
  43. Conocer y salir con las tias/tios más buenas/buenos en la universidad.
  44. Saber controlar y aprovechar el tiempo de forma equilibrada: tiempo para estudiar, disfrutar, divertirme...
  45. Compartir una alegría enorme con mi familia cada vez que me dan las notas y sentirme como un rey. No sufrir trayendo a casa suspensos y todo lo que se avecina después: castigos, reproches, descalificaciones...
  46. Que mi tia Enriqueta deje de decirle a mi padre que mi primo Luisito es un crack, mientras me mira un tanto despectivamente.
  47. Ganar una apuesta que he hecho con mi chica. Me ha prometido que si...
  48. Poner en mi fotolog los cinco sobresalientes que saqué en pasado mes de junio y chinchar a la macarra de Marta que me dijo que era la más tonta y pija de mi clase.
  49. Hacer un blog como este contando las cosas interesantes que aprendo y haciendo amigos de todo el mundo.
  50. Ayudarle a mi padre en su oficina durante los veranos. Se lo merece. Está currando en solitario y tomando digustos todo el año.
  51. Sacar pecho y respirar hondamente. Parece una tontería, pero es una cosa que se hace mucho mejor si apruebas y te puedes ir tranquilamente todo un verano de vacaciones.
  52. No tener que llevarte los deberes al tiempo libre de breik (recreo) del colegio.
  53. Guardar los libros en junio cuando finaliza el curso. Es un gustazo.
  54. Reírte de los seriales de TV en los que aparecen estudiantes cuyos papeles los han escrito guionistas que fueron pésimos estudiantes.
  55. Poder decirle a mi padre: no te preocupes por mi, además creo que pronto podré ayudar yo también a mis hermanos y al resto de la familia.
  56. Poner mis magníficos apuntes de matemáticas, lengua, etc en estudiantes.info y observar cómo gracias a mi más de uno puede salvar un exámen o hacerse una chuleta de urgencia.
  57. Ahorrar dinero a mi familia en profesores particulares, academias de refuerzo, clases de verano, etc. etc.
  58. Poner la música de mi habitación a millones de decibelios para que mis vecinos se enteren de que he aprobado todo el curso.
  59. Mejorar mi persona en muchos aspectos.
  60. Mejorar mis capacidades de trabajo (leer más rápidomemorizar mejor, responder mejor en los exámenes...)
  61. Opinar con propiedad en las conversaciones de mayores. Estudiar a fondo ciertos temas te proporciona conocimientos que muchos mayores no saben o no recuerdan.
  62. Leer el periódico cada día y enterarte de verdad de las cosas que pasan, sin que te tomen el pelo.
  63. Tener la seguridad en ti mismo. Saber que puedes hacerlo con tu propio esfuerzo y haces tu trabajo bien.
  64. Vivir la vida intensamente. Estudiar con intensidad y divertirse sin preocupaciones también intensamente.
  65. Dormir cada noche tranquilo, sabiendo que has cumplido con tu deber y sin remordimientos ni reproches familiares.
  66. Saber que con tu fuerza de voluntad alcanzas metas que muchos de tus compañeros se empeñan en que no pueden lograr.
  67. Poder ser admitido en las mejores universidades no sólo de tu país, sino del mundo entero.
  68. Que mi profesor de matemáticas me pregunte una cosa en clase con cara de admiración :).
  69. Tener la mente bien ocupada y evitar algunas tentaciones que no te llevan a ningún sitio en determinados momentos...
  70. Reír y vivir con alegria. Se rie mucho mejor, con muchas más ganas, sin que tu familia te esté riñiendo permanentemente. La risa es muy sana. Las personas que rien viven muchos más años.
  71. Que mis hermanos menores tengan un buen referente en mi y no "el de un bala perdida" que ni se esfuerza y nunca hace nada bien.
  72. Trabajar en Google. Buscan buenos estudiantes y titulados. Google es una pasada. Toda la comida es gratis, tienen masajista en la empresa, etc. etc. Es la mejor empresa del mundo. Todo el mundo quiere trabajar en Google.
  73. Aprender inglés y ligar durante los veranos en Estados Unidos, Inglaterra o Irlanda. Si no hay dinero para ir a esos sitios, ligar con las extranjeras en las playas locales más cercanas.
  74. Descubrir que estudiar es más divertido que la vagancia, aunque la pereza que te da al principio cuando quieres esforzarte es enooorrrme.
  75. Aprender métodos de estudio (técnicas de estudio) que te permiten estudiar mucho menos tiempo que la gente que saca malas notas y dicen que no pegan ni golpe. Encima sacando muy buenas notas, lo que te dará fama de inteligente y no de empollón.
  76. Conseguir que mi madre me deje que: a) me vista como quiera; b) Me ponga los piercings que quiera; c) las mechas que yo quiera; y d) los tatuajes que yo quiera.
  77. Impresionar a la friki de mi prima que es una empollona, está buenísima y pasa de mi.
  78. Conseguir que me respeten los chicos. Aparte de sacar mejores notas que todos ellos, puedo demostrales que razono mejor y mi inteligencia llega muchas yardas más lejos que las de sus pequeños cerebros obsesionados con mis piernas.
  79. Ser responsable y evitar malos caminos y tentaciones fáciles que te destruyen (drogas, alchohol...).
  80. Cuando apruebo y mejoro mi autoestima tengo menos granos, engordo menos y mi físico mejora. Está comprobado que el estrés y las preocupaciones perjudican el físico de una persona.
  81. Intentar conocer tus limites. Es bueno saber que puedes llegar muy lejos; incluso cuando piensas que has llegado a tu límite, todavía puedes caminar más...
  82. Es mejor acostumbrarte desde joven al triunfo que al fracaso. Lo fracasados cuando van haciéndose mayores se convierten en personas tristes, infelices, pesimistas... que arruinan sus vidas y las de la gente que le rodean.
  83. Empezar a ganar dinero pronto, independizarte de tu familia y poder vivir con tu pareja pagando tus gastos (coche, piso, comida...) de tu bolsillo.
  84. Evitar la depresión y el mal ambiente que me rodea. Mi familia, mi casa, mi colegio y mi barrio no es lo mejor que a uno le puede tocar. Estudiar me da esperanzas de mejorar el mundo que me rodea.
  85. Si estudio mi madre no me llama para las tareas domésticas (sacar al perro, poner la mesa, meter los platos sucios en el lavajillas, lavar el coche, subir las bolsas de la compra...) y me mantiene el "sueldo" mensual.
  86. Cuando voy al gimnasio y me encuentro con gente de mi clase ya no soy sólo el musculitos, sino que dejo impresionadas a las pivas por partida doble.
  87. No parecer un mañaco y madurar más. Mi hermano mayor dice que en la universidad sólo llegan los que estudian. Los mayores estudian mucho más por algo será.
  88. Sembrar semillas en tu cabeza que mañana serán árboles frondosos, grandes y con frutos.
  89. Para los creyentes y religiosos, recuerda que: "una hora de estudio es una hora de oración".
  90. Se lo debes a tu mejor amigo o amiga. Ha confiado en ti, te ha ayudado en los exámenes, jugándosela por ti, te ha cubierto las espaldas frente al profesor decenas de veces, ha hecho tus trabajos... Es hora que dejes de ser un vacilón y empieces a ser un buen estudiante. Dentro de unos años serás un desastre y tu mejor amigo ya no te podrá ayudar.
  91. No dejar los estudios. Si repites una y otra vez, tendrás que cambiar de Colegio, te desanimarás, se te hará el camino cada vez más difícil, y si llegas flojo y ranqueante a la Universidad, dejarás los estudios tras muchos años de esfuerzo y sin terminarlos. Mal comienzo de tu mayoría de edad, y por tanto, de tu vida.
  92. Vivir mejor la vida. La vida es muy larga. Si trabajas, pongamos que desde los 22 a los 65 años, habrás dedicado a una determinada profesión 8 horas diarias durante 43 años. Es muy duro trabajar tantos años en puestos aburridos, mal pagados y a la órdenes de jefes que pueden ser déspotas. Hay que reaccionar ahora que todavía se está a tiempo.
  93. Ser positivo. Si eres buen estudiante dejarás de ser tan negativo. Evitarás criticar a tanta gente y meterte con los demás. Te concentrarás en mejorarte a ti mismo y dejarás en paz a los demás. Olvidarás pensamientos negativos. Créeme, te conviene.
  94. Tus padres serán más receptivos para todo lo que pidas. Estarán abiertos a cuando quieras "darte un homenaje" por que pensarán que "el chico se lo merece". Te trae cuenta, por muy bien que se porten tus padres si eres un mal estudiante, todavía se portarán infinitamente mejor si eres uno de los buenos.
  95. Porque con constancia, un poco de esfuerzo y técnicas de estudio darás un vuelco a tus resultados. Puedes ser un buen estudiante si realmente te lo propones. No es tan duro, ni tan imposible como te podría parecer.
  96. Los que te suelen aconsejar que seas un buen estudiante son las personas que más saben y más te quieren, por algo será.
  97. Ya sabes lo que se consigue siendo un mal estudiante. Por probar a ser un buen estudiante no vas a perder nada y puedes ganar mucho.
  98. La humanidad lleva millones de años progresando y avanzando. Únete a la fuerza del progreso y contribuye positivamente al avance de nuestra sociedad, nuestro país, ciudad... No seas un mero espectador de la historia.
  99. No seas cómplice de aquellos que malgastan sus energías, su ingenio, su fuerza, su imaginación, su simpatía, su capacidad de gustar a los demás. Hay que situarse entre las personas que lideran el mundo.
  100. Me conviene, puedo y quiero. Es tonto hacerme tanto de rogar.
  101. Por qué tras 100 razones, de verdad, créeme, quedan pocas razones para seguir siendo un mal estudiante.

 

Fuente: http://como-estudiar.estudiantes.info/

16
jun 14

LAS VENTAJAS DE LAS TÉCNICAS DE ESTUDIO.

timthumb

Sin duda la inteligencia ayuda. Pero no es decisiva.  La motivación y las técnicas de estudio pueden hacer que un estudiante supere año tras año con brillantez sus estudios sin estar dotado de unas cualidades mentales específicas que le hagan diferente a los demás.

Algunas investigaciones vienen a demostrar que la inteligencia y las facultades especiales solo determinan de un 50-60% el éxito de los estudios. Queda, pues, la otra mitad para el esfuerzo y las técnicas de estudio y algunos factores ambientales (motivadores o desmotivadores).  Suficiente para que empleemos nuestro tiempo en técnicas que nos permitan mejorar sustancialmente nuestro rendimiento y eficiencia en los estudios.

Conseguir ser un buen estudiante hoy, nos supone una preparación para el día de mañana ser también un buen profesional, responsable, dinámico y con una alta capacidad de adaptación.

Por tanto, aprender a estudiar correctamente no se trata únicamente de ofrecer una metodología de trabajo, sino que es preciso dotarla de calidad humana, de creatividad e incorporarla a la dinámica de nuestra vida. Estudiar no significa llenar nuestro cerebro de datos al azar, sino adquirir una buena formación mental que nos posibilite integrarnos en el mundo e interpretar la realidad de forma coherente y global. Esta habilidad mental podría definirse con las siguientes características: flexibilidad, agilidad, capacidad crítica, creatividad, curiosidad y sensibilidad intelectuales, capacidad para el análisis y síntesis y facilidad de lectura y expresión. Estas características pueden potenciarse y organizarse de modo que nuestro objetivo, estudiar, se cumpla plenamente.
Lo importante, por tanto, no es la cantidad de estudio, sino la calidad del mismo. Saber estudiar significa saber cómo hay que pensar, observar, concentrarse, organizar y analizar, en suma ser mentalmente eficiente.

Hay una serie de factores a tener en cuenta a la hora de ser más eficaces a la hora de estudiar:

1. Organizar y planificar el estudio.

Para empezar debemos planificar las horas de estudio, pues así tendremos un control y nos podremos organizar mejor el resto de tareas personales. Tener un horario adecuado nos aportará:

  • Alivio psicológico.
  • Evitar malgastar el tiempo y estudiar más de lo necesario.
  • Permite la concentración.
  • Ayuda a crear el hábito del estudio.

Tener un horario permite estudiar lo justo en el tiempo justo y  los padres pueden colaborar elaborando un horario de la tarde del niño o de la niña. En este horario se incluirán las diferentes actividades que lo ocupan, incluyendo un tiempo diario para estudiar.

- El horario se utilizará como referencia principal, aunque en algunas ocasiones se sea flexible y pueda modificarse.

- De forma orientativa proponemos los siguientes tiempos de estudio:

o 1º y 2º de Primaria, 6 y 7 años, unos 40 minutos;

o 3º y 4º de Primaria, entre 60 y 90 minutos;

o 5º y 6º de Primaria, alrededor de 90 minutos;

 

2. Tener los 4 factores que favorecen un óptimo aprendizaje:

  • Querer aprender, de forma voluntaria y libre.
  • Tener motivación para aprender, sabiendo el esfuerzo que supone y estar dispuesto a realizarlo.
  • Tener un método que sistematice los conocimientos.
  • Distribuir de forma adecuada del tiempo, de manera que impida perderlo innecesariamente.

3. Una memoria eficaz:

·         Factores físicos: aquí se incluye una alimentación equilibrada, descanso suficiente y correcta respiración.

·         Factores psíquicos: ser realistas en nuestras metas y aspiraciones, controlar el pensamiento y afrontar las situaciones problema y solucionarlas.

·         Factores intelectuales: debe existir verdadera motivación e interés en aprender para efectuar la comprensión de los datos.

Para facilitar el proceso de la memorización podemos utilizar los siguientes consejos:

·         Asociación de ideas: significa organizar los datos en unidades con sentido, agrupándolos de acuerdo a un principio básico general, ya que así una idea evocará a otra.

·         Recodificar el material: Imponer nuestra propia estructura al material, cuidando que esa estructura sea adecuada al contenido y utilizar nuestras capacidades sensoriales de modo interrelacionado.

·         Fragmentar el material: El material a memorizar debe ser fragmentado en unidades con sentido que memorizaremos una a una. Cuando hayamos terminado, realizaremos una globalización de lo fragmentado.

·         Utilizar el interés del estímulo: La curiosidad y el verdadero interés por un tema. La ausencia de nervios y el evitar la memorización sin sentido ayudarán a que el proceso de memorizar sea verdaderamente eficaz.

·         Repetición regular: Este es el mejor medio para garantizar la fortaleza del estímulo.

·         Características personales: Es necesaria la intención de aprender y la voluntad de asimilar, de modo que es conveniente que nuestros estudios coincidan con nuestros gustos personales.

ADEMÁS...

Cualquier estudiante puede mejorar su rendimiento en el estudio si se preocupa por dominar un conjunto de técnicas que favorezcan su eficiencia en el aprendizaje ligados a un conjunto diverso de factores.

Los métodos y técnicas de estudio te pueden convertir en un excelente estudiante y te permitirán descubrir nuevas potencialidades en ti que no te imaginabas.

En los talleres de técnicas de estudio se aprende además a leer de forma comprensiva un texto, a subrayar las ideas más importantes, a hacer esquemas y resúmenes, así como mapas conceptuales y a estudiar para los exámenes, según de qué tipo sean: test, desarrollo... y a afrontarlos con éxito.

6
jun 14

CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES DEL MUNDO.

Hace ya tiempo que buscando por la red, encontré esta carta. A mí me ajuda con mis hijos, y por eso creo que también os puede ayudar a vosotros.images (78)

No me grites
Te respeto menos cuando lo haces. Y me enseñas a gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.
Trátame con amabilidad y cordialidad igual que a tus amigos
Que seamos familia, no significa que no podamos ser amigos.
Si hago algo malo, no me preguntes por qué lo hice
A veces, ni yo mismo lo sé.
No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti (aunque sea para sacarte de un apuro). Haces que pierda la fe en lo que dices y me siento mal.
Cuando te equivoques en algo, admítelo
Mejorará mi opinión de ti y me enseñarás a admitir también mis errores.
No me compares con nadie, especialmente con mis hermanos
Si me haces parecer mejor que los demás, alguien va a sufrir (y si me haces parecer peor, seré yo quién sufra).
Déjame valerme por mí mismo
Si tú lo haces todo por mí, yo no podré aprender.
No me des siempre órdenes
Si en vez de ordenarme hacer algo, me lo pidieras, lo haría más rápido y más a gusto.
No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer
Decide y mantén esa posición.
Cumple las promesas, buenas o malas
Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.
Trata de comprenderme y ayudarme
Cuando te cuente un problema no me digas: 'eso no tiene importancia...' porque para mí sí la tiene.
No me digas que haga algo que tú no haces
Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no me lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.
No me des todo lo que te pido
A veces, sólo pido para ver cuánto puedo recibir.
Quiéreme y dímelo
A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo.

 

 

28
may 14

CÓMO PUEDO AYUDAR A MIS HIJOS A LEER. LA CONCIENCIA FONOLÓGICA.

images (94)Los niños pequeños tienen una conciencia muy escasa de los sonidos del lenguaje. Oyen una secuencia continua de sonidos, pero no son conscientes de que estos se pueden dividir en palabras, y estas últimas en sílabas y mucho menos que las sílabas pueden estar formados por uno o varios sonidos. Esta habilidad se llama conciencia fonológica y se puede desarrollar con el ejercicio.

Se ha comprobado que la conciencia fonológica facilita el aprendizaje de la lectura tanto en niños prelectores como en niños con riesgo de presentar dislexia. Por ello, facilitando precozmente los aprendizajes fonológicos, se pueden prevenir problemas lectores que aparecerían posteriormente.

Las actividades para adquirir conciencia fonológica son muy abstractas, porque se basan en estímulos que el niño no puede ver ni manipular, por lo que deben realizarse siempre a modo de juego, y a ser posible apoyándonos en láminas, fotografías, dibujos, etc. El orden que habría que seguir es comenzar con actividades de rima, continuar con la sílaba, y acabar finalmente con el fonema. Hasta la edad de 5 años es muy difícil que el niño consiga tener conciencia de los fonemas en todas las posiciones de las palabras.

Lo que los padres podemos hacer es:

-En primer lugar, realizar actividades verbales para desarrollar la conciencia fonológica, como, por ejemplo:

-Elegir una letra del alfabeto, comenzando con una letra que aparezca en el nombre del niño. Durante todo el día, buscar objetos que comiencen con esa letra.

-Inventar rimas para el nombre del niño(a); “Sara, bonita eres de cara”

-Hacer el sonido de una letra. Pedirle al niño que intente encontrar esa letra en un libro o periódico. Leer en voz alta la palabra que tiene esa letra.

-Describir las cosas que ve al aire libre, usando palabras que comiencen con el mismo sonido: “casa cuadrada”, “perro pequeño”, “bote bonito.”

-Inventar una rima propia sobre algo de casa: “¡Al gatito chiquitito le picó un mosquito!”

-Escoger una canción o una rima que el niño se sepa. Cantarla en voz alta, aplaudiendo al ritmo de las palabras.

-Leer con él una historia que rime o cantar juntos una canción. Dejar que el niño vaya completando las palabras que riman.

-Recitar una rima infantil o poema, línea por línea. Pedirle al niño que repita cada una de las frases u oraciones después de que se le vayan diciendo.

-Inventar rimas de dos palabras acerca de objetos que haya en casa, como por ejemplo “silla pilla” y “taco flaco.” Mejor si las rimas son cómicas.

-Con algunos juegos tradicionales de lenguaje oral también se desarrolla la conciencia de los sonidos:

- DE LA HABANA HA VENIDO UN BARCO CARGADO DE…

El primer jugador dice, por ejemplo “Dela Habanaha venido un barco cargado de PATATAS” y a continuación hay que ir diciendo palabras que comiencen por PA, PE, PI, PO y PU.

-VEO-VEO

El primer jugador dice “Veo-Veo”, el otro responde “¿Qué ves?”. El primer jugador responde: “Una cosita”. Se responde “¿Qué cosita es?”. El primero contesta, por ejemplo: “Empieza por LA-“. Hay que averiguar de qué objeto se trata. (Cuando el niño ya domine las sílabas se puede realizar utilizando letras, por ejemplo: “Empieza por L-“.

-PALABRAS ENCADENADAS:

El primer jugador dice una palabra, por ejemplo PLANTA. El otro jugador debe decir una palabra que comience por la sílaba final de la palabra dicha (en este caso, por TA, como TAZA) y así sucesivamente: ZAPATO, TOMATE…

 

Estos ejercicios harán que tus hijos desarrollen una conciencia fonológica correcta que les facilitará mucho el aprendizaje de la lectoescritura.

¡Ánimo y a jugar!!!!!!   ¡Jugando se aprende!!!!!

 

23
may 14

EL VERANO SE ACERCA. CÓMO AYUDAR A MIS HIJOS A NO OLVIDAR LO APRENDIDO DURANTE EL CURSO

images (62)

El verano esta cerca y todos tenemos ganas de acabar este curso escolar y de disfrutar de las vacaciones, sin horarios,  sin exámenes, y sin tener que presentar los deberes el lunes…

Pero es importante plantear el verano de tus hijos como una estación en la que pueden asentar todos los conocimientos que han aprendido durante el curso y sobre todo generalizarlos para que les puedan ser útiles en su vida diaria y no sólo para aprobar el examen y luego olvidar lo aprendido.

Aquí os dejo unas cuantas ideas para pasar y aprovechar este verano.

 

Rosa Peris, profesora de los grados en Maestro de Educación Infantil y Educación Primaria de UNIR opina:

El verano es «un momento óptimo para realizar actividades enriquecedoras distintas a las del curso académico, suponen un enriquecimiento personal».

Pero tampoco es conveniente que los estudiantes desconecten totalmente del colegio en vacaciones. «Lo recomendable sería tener un cierto hábito de trabajo. La desconexión total del trabajo mental no es buena. Me decantaría por la lectura y juegos que estimulen sus cabezas y muevan sus cuerpos» apunta. En cuanto al tiempo que los niños y adolescentes deben destinar al aprendizaje en verano dependerá de las edades, pero es aconsejable que de lunes a viernes dediquen algo de tiempo. «Pero sin olvidar que el aprendizajes es también hacer deportes, excursiones, conocer la naturaleza, relacionarse con personas distintas, hacer planes con sus padres, etc», señala Peris. Las tareas, además, tiene que estar personalizas para cada niño y es el equipo de profesores que le han dado clase durante el curso quienes tienen que proponer y decidir ese plan personal de trabajo veraniego.

 

QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA A LA HORA de PLANIFICAR EL VERANO

 

1 Es importante dedicarse al juego, el descanso, hacer deporte (correr, nadar en la piscina..) y estar con los amigos o hacer nuevas amistades (campamentos urbanos o en el campo, granja-escuela…) y disfrutar de los padres. Si la familia va a realizar un viaje, es preferible no hacer deberes esos días.

2. El mejor momento para hacer deberes es después del desayuno y de vestirse porque están más descansados y disponen de todo el resto del día libre. Pero sé flexible si un día hay un imprevisto o se introduce una nueva actividad.
3. Planifica el método de trabajo y el tiempo. Organiza por partes antes de empezar qué es lo que van a hacer. Marca un tiempo determinado para cada tarea en función de la edad y el ritmo de cada niño. No hay un tiempo ideal pero no puede ser excesivo. Depende de diversos factores en cada niño (facilidad para la tarea, capacidad de atención, actitud) pero a modo orientativo podemos estipular 15 minutos de trabajo por curso comenzando desde 1º de Primaria (Ejemplo: 30 min para 2º; 45 para 3º P; 60 para 4º P  y así sucesivamente). Hay días en los que puede disminuirse o aumentar estos tiempos. Los padres lo intuimos. Refuerza positivamente cada tarea. Los niños necesitan refuerzo positivo a menudo cuando hay esfuerzo y trabajo.

4. Es muy enriquecedor para vuestros hijos realizar alguna actividad en familia alguna actividad semanal atractiva. En verano hay muchos planes culturales, visitar museos, conciertos al aire libre, cine a la fresca…

 

 

IDEAS PARA HACERLO UN POCO MÁS FÁCIL.

 

a) Fomenta todo tipo de lectura. Es la actividad ideal del verano. No debe ser siempre individual. Lee con tu hijo alternado páginas, párrafos, etc y comenta a continuación lo leído, pídele que te lo cuente con sus palabras…Mejorará su velocidad y comprensión lectora, herramientas indispensables para el éxito escolar. Si tu hijo tiene dificultades en esta área, existen en el mercado libros de Comprensión lectora para cada etapa bastante divertidos y bien presentados con textos para leer y actividades a realizar sobre cada uno de ellos (contestar preguntas, sopas de letras, crucigramas…).
b) Hacer pequeñas redacciones sobre el día anterior que pasamos en la playa, o visitando un acuario o en el parque acuático… o bien en forma de cómic, diálogo, fichas temáticas de trabajo, etc. Trabajaremos expresión escrita, ortografía, caligrafía, vocabulario, puntuación…
c) Para reforzar matemáticas, parte de su realidad directa en tu situación real veraniega y huye de los cuadernos o problemas de matemáticas estandarizados. Pueden sumar, restar o multiplicar lo que valen los productos de la lista de la compra, o los diversos tipos de peces del mar, conchas, flores, animales, barcos… Inventa problemas en los que ellos sean los protagonistas, los primos, los amigos más cercanos… Aprenderán a calcular y a razonar pero su actitud ante el trabajo será distinta. Ellos mismos pueden inventar sus “problemas”.
d) Fomenta las manualidades. Desarrollan la creatividad, la psicomotricidad fina, el arte, los sentidos…Y no pierdas de vista el taller de cocina: bizcochos, helados, polos, sorbetes, tortillas… Se puede hacer un libro de recetas de casa con sus partes diferenciadas: título o nombre de la receta, ingredientes, elaboración, sugerencia de presentación, dibujo del resultado final…
e) Para mejorar la atención, recurre a sopas de letras, crucigramas, sudokus, laberintos, dibujos para encontrar diferencias, etc.

f) No olvides q hay montones de páginas web educativas con juegos didácticos para trabajar en otro soporte q no sea el típico lápiz y papel, del q a veces están aburridos. Aquí os dejo una selección de enlaces  muy interesantes.

www.edu365.

www.orientacionandujar

www.elrincondelpt

www.muchomasquelapizypapel

 

 

16
may 14

ILUSIONES ÓPTICAS Y PERCEPCIÓN.

 

Mirad que curioso!

¿Ves los triángulos?

comecocos2-medium-init-

Mira fijamente...¿Se mueve un poquito?

image012

¿peces o pájaros?

figura-fondo (1)

Estos círculos, ¿ también se mueven?

espiral3

¿Columnas o personas?

images (16)

¿Qué ves? ¿ Una chica de espaldas o una vieja?

images (19)

 

¿peces o barcos?

images (18)

¿Un puente o unos barcos?

images (28)

¿Hacia que lado van los caballeros?

images (20)

¿Ves los caballos entre las rocas? ¿ Cuántos?

images (23)

¿Qué ves? Una cara de frente con una vela delante o dos caras de perfil?

images (24)

¿Ves al perro?

images (32)

Los dos cubos.

images (34)

 

 

28
mar 14

La dislexia ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo/a ?

 

Una  definición sencilla de la dislexia es la que nos dice que es el problema para aprender a leer que presentan niños cuyo coeficiente intelectual es normal y no aparecen otros problemas físicos o psicológicos que puedan explicar las dichas dificultades. Suele influir en  el rendimiento escolar y como consecuencia de ello en el desarrollo emocional y social del niño.

Otras características de la dislexia

 

Además hay que destacar algunas características de la dislexia menos conocidas pero que influyen de forma importante en estos niños:

-         Presentan un rendimiento desigual en las tareas.

-         Tienen dificultad en aprender series, secuencias y tablas como la de multiplicar.

-         Es común que eviten leer o realizar otras tareas en las que fallan, ya que esto les produce ansiedad.

-         A menudo son impulsivos y con baja tolerancia a la frustración.

¿En qué se traduce todo esto?

 

Cuando los padres y profesores desconocen que el niño presenta una dislexia es habitual que se le catalogue de vago. El niño presenta un rendimiento desigual, errores diferentes cada vez ,  evita leer al toda costa y es común que  los adultos interpreten que no se esfuerza lo suficiente y que cuando quiere, lo hace bien.  La realidad  suele ser bien distinta ya que el niño a pesar de sus esfuerzos fracasa en sus tareas.

Todo esto repercute en su autoestima y en su autoconcepto, sumándose a todo esto sus dificultades de interpretar algunas “señales” sociales.

También son comunes la  impulsividad y la baja tolerancia a la frustración de estos niños que en ocasiones conllevan problemas de comportamiento.

Consejos para actuar mejor desde casa

 

1. Proporcionar apoyo emocional

Es bueno hablar con el niño de su dificultad, explicándole sus dudas y escuchando su opinión y cómo ve él el problema.

Es importante escuchar al niño en todo lo que nos tenga que contar, haciéndole preguntas, pidiéndole aclaraciones, en resumen, interesarnos por lo que les pasa.

Hay que dejarle claro al niño que se le entiende, que se está  ahí para echarle una mano y que le se le quiere independientemente de sus resultados académicos. Y demostrar que se confía en él y que, aunque le requiera más esfuerzo, puede superar sus dificultades.

Hay que hacerle saber que se le quiere a pesar de que se le corrija cuando su comportamiento es inadecuado.

2. Ayudarle a mejorar su autoestima

Es importante ayudar al niño a descubrir en que actividades destaca, cuáles son sus puntos fuertes.

Mandarle tareas que sabemos que puede acabar con éxito y felicitarle cuando lo haga bien.

Siempre partir de lo que el niño sabe hacer y si es posible intentar que se apoye en sus puntos fuertes a la hora de realizar tareas que le cuestan.

Intentar no presionarle ni hacerle comentarios negativos.

Cambiar el vocabulario a la hora de hablar con el niño “un problema” sería “un reto” y un “deberías” sería “la próxima vez”.

3. Intentar fomentar un hábito lector

Para fomentar un hábito lector se pueden realizar distintas cosas de forma indirecta pero nunca obligar al niño a leer.

Es fundamental ser modelos de lo que queremos que haga, que el niño nos vea leer libros, revistas… disfrutando.

Sería bueno leerle los adultos en voz alta a diario libros, historias que le interesen y le gusten explicándole el significado de las palabras nuevas y facilitando la comprensión de las partes en las que muestra dificultades.

Se le puede proponer, no obligar,  leer ciertas partes del texto y respetar su decisión de hacerlo o no, sin más comentarios. Si se anima a hacerlo sería bueno reforzar sus esfuerzos y ser paciente con su ritmo lector, es mejor que lea detenidamente las palabras a que las adivine.

4. Desarrollar la conciencia fonológica

Puede ser de ayuda practicar algunos juegos que ayudan a desarrollar la conciencia fonológica como el veo-veo, el dominó de letras, crucigramas, palabras encadenadas…

5. Ayudar al niño a organizar sus actividades y tareas

Se le pueden enseñar al niño estrategias que le ayuden a estructurar su ambiente ( ordenar su cuarto, etc.  ) utilizando listas, agendas, fotos y apoyos visuales.

Nos puede ayudar a mejorar su rendimiento eliminar todas las distracciones en su sitio de estudio.

Otra cosa cosa fundamental es establecer rutinas y utilizar apoyos que ayuden a organizar y manejar el tiempo: calendarios, agendas, listados de tareas por hacer, etc. En estos instrumentos se anotarán los exámenes, los trabajos que hay que entregar.

Dejar que el niño use, si le sirve de ayuda, todos los medios técnicos que necesite como el ordenador, una grabadora o una calculadora

6. Mantener relación con el colegio

Además es importante que estar en constante contacto con el colegio y trabajar estrechamente con los profesionales

28
mar 14

LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Utilizar todas nuestras capacidades para aprender y desarrollarnos como personas, es la nueva visión de Howard Gardner, salir del convencionalismo de los test de inteligencia que nos hacían hace años, puesto que eso sólo mide una pequeñísima parte de lo que es realmente “Inteligencia”. Ahora nos damos cuenta de que hay muchas formas de ser muy inteligente y no sólo una. Y que cada uno tenemos unos talentos más desarrollados que otros, y que esos talentos que nos han mostrado toda la vida como “Los importantes”, en realidad no lo son más que esos otros que tenemos y que nadie nos ha valorado ni potenciado adecuadamente. Os presento al que comenzó a hablar y clasificar lo que otros ni veían

inteligencias-multiples-de-Gardner

La teoría de las inteligencias múltiples es un modelo propuesto en su libro de 1983 por Howard Gardner, revolucionó la psicología con su teoría de las inteligencias múltiples.

El trabajo sobre las múltiples inteligencias como el trabajo de Goldman sobre las inteligencias emocional y social han entrado a formar parte de lo que podríamos llamar el conocimiento colectivo del planeta.

"Lo que hice fue tomar la palabra inteligencia, que era propiedad de la gente del coeficiente intelectual, y dije: la música es un talento y las matemáticas son inteligencia, pero ¿por qué debemos llamar inteligentes a las personas buenas con los números y solo talentosos a aquellos que dominan el tono, la armonía, el timbre?"

Como todos los expertos de Occidente, creía que había algo llamado test de inteligencia y que, si lo hacías bien eras bueno en todo, si lo hacías regular eras regular en todo y si lo hacías mal tenías mala suerte. Creer en la inteligencia única con la que hemos nacido es muy occidental. En Asia, se cree en la importancia del esfuerzo. Así, pues, lo realmente importante es en qué decidimos trabajar y cuánto nos aplicamos a una tarea, la calidad de la enseñanza y los recursos de los que disponemos.

 

El modelo de las Inteligencias Múltiples de H. Gardner

Howard Gardner, ha propuesto la Teoría de las Inteligencias Múltiples (MI) según la cual las capacidades cognitivas humanas son siete:

  • la inteligencia lingüística,
  • la lógico-matemática,
  • la corporal-cinestésica,
  • la musical,
  • la espacial
  • la social, que se divide en dos: la interpersonal y la intrapersonal,
  • LA NATURALISTA: fue la última inteligencia que se incorporó.

Estas inteligencias se delimitaron a partir del estudio de unas habilidades o destrezas cognitivas variadas identificadas en poblaciones de sujetos particulares: individuos talentosos, secuelas de lesiones cerebrales, observaciones evolutivas y transculturales. Para que las habilidades observadas recibieran el calificativo de inteligencias debían cumplir los criterios antes expuestos. En 1983 propuso siete inteligencias que resumimos a continuación:

1. Inteligencia lingüística: se utiliza en la lectura de libros, en la escritura de textos, y en la comprensión de las palabras y el uso del lenguaje cotidiano. Esta inteligencia se observa en los poetas y escritores, pero también en oradores y locutores de los medios de comunicación.

2. Inteligencia lógico-matemática: utilizada en la resolución de problemas matemáticos, en el contraste de un balance o cuenta bancaria y en multitud de tareas que requieran el uso de la lógica inferencial o proposicional. Es la propia de los científicos.

3. Inteligencia musical: se utiliza al cantar una canción, componer una sonata, tocar un instrumento musical, o al apreciar la belleza y estructura de una composición musical. Naturalmente se observa en compositores y músicos en general.

4. Inteligencia espacial: se utiliza en la realización de desplazamientos por un ciudad o edificio, en comprender un mapa, orientarse, imaginarse la disposición de unos muebles en un espacio determinado o en la predicción de la trayectoria de un objeto móvil. Es la propia de los pilotos de aviación, los exploradores o los escultores.

5. Inteligencia cinestésico-corporal: se utiliza en la ejecución de deportes, de bailes y en general en aquellas actividades donde el control corporal es esencial para obtener un buen rendimiento. Propia de bailarines, gimnastas o mimos.

6. Inteligencia interpersonal: se implica en la relación con otras personas, para comprender sus motivos, deseos, emociones y comportamientos. Es la capacidad de entender y comprender los estados de ánimo de los otros, las motivaciones o los estados psicológicos de los demás. Se refiere a una capacidad cognitiva de comprender los estados de ánimo de los demás, no a la respuesta emocional que provoca esta comprensión y que clásicamente denominamos empatía. Se encuentra muy desarrollada en maestros, vendedores o terapeutas.

7. Inteligencia intrapersonal: la capacidad de acceder a los sentimientos propios, las emociones de uno mismo y utilizarlos para guiar el comportamiento y la conducta del mismo sujeto. Se refiere a una capacidad cognitiva de comprender los estados de ánimo de uno mismo. Se utiliza para comprendernos a nosotros mismos, nuestros deseos, motivos y emociones. También juega un papel determinante en los cambios personales asociados a mejoras o adaptaciones a los eventos vitales. Se debería encontrar en monjes, religiosos y yoguis.

8.Inteligencia naturalista: la capacidad de  observar y estudiar la naturaleza. Los biólogos son quienes más la han desarrollado. La capacidad de poder estudiar nuestro alrededor es una forma de estimular este tipo de inteligencia, siempre fijándonos en los aspectos naturales con los que vivimos.

En 1995, esta inteligencia se añadió. Por lo tanto, antes se hablaba de los 7 tipos de inteligencia de Gardner.

Podríamos describir con más detalle cada una de estas inteligencias pero es más adecuado seguir el planteamiento del propio Gardner que las ilustra por medio de ejemplos de personajes que han destacado por poseer una de ellas en un nivel extraordinario.

Estos ejemplos coinciden con personalidades de las artes, la ciencia o la política e ilustran de forma directa el significado que Gardner da a cada una de estas inteligencias. Un modelo de la inteligencia lingüística lo encontraríamos en escritores como J. L. Borges o Torrente Ballester, de la inteligencia lógico-matemática en A. Einstein o Linus Pauling (premio Nobel de Química), de la musical en L. Bernstein o Stravinsky, de la cinestésico-corporal en Nureyev, de la interpersonal en S. Freud y de la intrapersonal en M. Gandhi o Teresa de Calcuta.

En palabras del propio H. Gardner: «La teoría MI representa un esfuerzo por fundamentar de forma amplia el concepto de inteligencia en los más amplios conocimientos científicos actuales posibles, pretende ofrecer un conjunto de herramientas a los educadores con las que ayudar al desarrollo de las potencialidades individuales, y creo que aplicada de forma adecuada puede ayudar a que todos los individuos alcancen el máximo desarrollo de su potencial tanto en la vida profesional como privada » (Gardner, 1998). De hecho, esta teoría incluye, que las inteligencias de que disponen los individuos humanos no son necesariamente dependientes entre ellas, es más: estas inteligencias pueden operar aisladamente según las exigencias de las tareas.

Cada persona posee en distinta cantidad o grado cada una de estas inteligencias, pero la forma en que las combina o mezcla genera múltiples formas individualizadas del comportamiento inteligente, algo parecido a lo que sucede con la combinación de los rasgos faciales que dan lugar a las caras o rostros individuales. Gardner propone que cada persona va estabilizando formas de mezclar estas inteligencias adquiriendo una idiosincrasia muy personal (algo así como una personalidad propia en la esfera cognitiva).

Una de las conclusiones que podemos extraer de la propuesta de Gardner es la importancia de la variabilidad interindividual en el rendimiento cognitivo. Allí donde haya un conjunto de individuos enfrentados a unas tareas concretas podremos ver la personalidad individual aflorar en forma de diferencias en los modos de reaccionar, actuar, resolver las tareas, y, lo que es más importante, esta variabilidad es funcionalmente adaptativa, no un simple accidente de la realidad individual.

En una entrevista reciente Gardner recomendaba: «atender a las diferencias individuales de los niños en las escuelas y tratar de individualizar las evaluaciones y los métodos de instrucción». También insistía en no etiquetar a los niños según sus preferencias o disposiciones. Según él, las inteligencias son categorías para distinguir las diferencias en las formas de representaciones mentales, pero no son buenas categorías para identificar cómo son (o cómo no son) las personas.

28
mar 14

Cuetos: "La dislexia se puede superar si el niño recibe un diagnóstico a tiempo"

El experto en psicología del lenguaje señala que los problemas en la capacidad lectora "no son incapacitantes para profesiones cualificadas"

28.03.2014

Fernando Cuetos, en un pasillo de la Facultad de Psicología.

Fernando Cuetos, en un pasillo de la Facultad de Psicología.Luisma Murias

Eloy MÉNDEZ Fernando Cuetos es un investigador en mayúsculas. El catedrático lavianés se convirtió hace tiempo en un referente nacional en psicología del lenguaje gracias a los importantes avances que ha conseguido para afrontar problemáticas como la dislexia, una alteración de la capacidad lectora que supone un severo obstáculo en el progreso educativo de muchos niños y jóvenes. "Tratada a tiempo, se puede evitar. La gran dificultad a la que nos enfrentamos muchas veces tiene que ver con que el diagnóstico llega demasiado tarde", explica el docente, autor de una colección de tests muy populares en el ámbito escolar que permiten detectar esta disfunción, presente en el tres por ciento de la población y que está motivada por alteraciones morfológicas en las zonas temporo-parietal y temporo-occipital izquierdas del cerebro, con una menor cantidad de materia gris de lo normal (algunos padecen el tipo infantil o evolutivo, es decir, nacen con ella; frente a otros que tienen dislexia adquirida por traumatismos, ictus u otras causas externas).

El profesor desarrolla técnicas conductuales y de neuroimagen para estudiar los mecanismos cognitivos y cerebrales relacionados con el lenguaje, básicos para el aprendizaje y el perfeccionamiento de la lectura. "Contra lo que se tiende a creer, las personas con dislexia no tienen problemas de comprensión. Lo que tienen son problemas para leer porque les cuesta interiorizar la conversión de las letras en sonidos y automatizar este proceso", explica el psicólogo. "La inmensa mayoría entiende un texto si alguien se lo lee en voz alta, pero les cuesta hacerlo si lo leen ellos. Ésa es su gran dificultad", añade. "Sin embargo, no se trata de una cuestión incapacitante. Muchos finalizan carreras universitarias y tienen profesiones cualificadas. Pero están obligados a un esfuerzo mucho mayor que el resto", remata.

Por eso, el experto desarrolla desde hace tiempo métodos de intervención basados en la segmentación fonológica que permiten a los niños disléxicos superar, al menos en parte, sus limitaciones. Se trata de ejercicios aparentemente simples, como contar las sílabas de una palabra o detectar vocablos que riman. Y que ofrecen, junto con actividades de lectura, altos niveles de éxito, especialmente en los menores de corta edad. "Los ejercicios de mejora se pueden llevar a cabo en cualquier momento de la vida, pero los resultados serán mejores cuanto más joven sea el receptor", señala. "Es mucho mejor empezar con tres años que con nueve, pero eso no siempre es posible", lamenta.

Porque el diagnóstico llega tarde demasiadas veces, debido en muchos casos a la falta de conocimientos de los padres o de los educadores, que inicialmente suelen asociar la falta de capacidad lectora del menor con meros problemas de aprendizaje. "El perfil del niño disléxico es bastante claro: presenta trastornos fonológicos, una lectura lenta e imprecisa, grandes dificultades para enfrentarse a palabras desconocidas, un gran contraste entre su comprensión oral y escrita y resistencia a la intervención por parte del profesor", destaca Cuetos.

Una vez realizado el diagnóstico, los ejercicios de recuperación suelen resultar muy positivos. Pero, para ello, es preciso que el afectado sea sometido a una correcta evaluación y que se ponga en manos de especialistas que desarrollen buenos programas de intervención. "De ahí que sea importante detectar esta alteración lo antes posible, porque el cerebro ofrece una gran flexibilidad en el caso de los niños. Por contra, a medida que pasan los años, aumenta su rigidez. Se puede decir que ocurre algo similar al aprendizaje de idiomas", destaca.

En la actualidad, el catedrático está al frente de un proyecto con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad para estudiar el paso de la vía subléxica a la vía léxica, es decir, el desarrollo de la fluidez lectora, mediante análisis cognitivo, neuropsicológico y electrofisiológico. "Básicamente, analizamos el tiempo que se tarda en formar la representación de las palabras en el cerebro", explica. Para realizar las pruebas, los miembros del grupo de Cuetos recogen la actividad electrofisiológica de alumnos voluntarios de Psicología, mediante la colocación de electrodos, y estudian su reacción al visualizar una serie de palabras, algunas inventadas o poco conocidas, en la pantalla de un ordenador. "Cuando ven una nueva, las ondas cerebrales son diferentes. Lo que nos interesa es saber cuántas veces tienen que ver ese vocablo nuevo para que el cerebro lo acepte como algo conocido", explica. En paralelo, también realizan una prueba similar con niños de varios colegios de Oviedo. En este caso, no emplean ningún aparato especial. Simplemente, miden el tiempo de reacción antes de empezar a pronunciar un determinado término y cuánto tardan después en hacerlo.

Estos trabajos también son especialmente útiles para conocer algunas manifestaciones de la dislexia. Y han situado a la Universidad de Oviedo en la élite internacional de la psicología de la lectura. Prueba de ello es el proyecto europeo en el que Cuetos participó hace unos años, en colaboración con otros especialistas de Inglaterra, Holanda, Bélgica, Francia, Italia y Alemania, que sirvió para desvelar muchos de los misterios neurológicos que subyacen al lenguaje y para comparar el procesamiento lector en función de las características de los sistemas ortográficos. "Por ejemplo, el español es un sistemas mucho más transparente que el inglés y, por ello, más fácil de aprender", comenta este especialista en comprender el lenguaje de la mente